El antes y el después de UK

Cuando Leo, CEO de “UK to the world”, me conoció, me definió como una mujer de procesos por como se había desarrollado mi carrera profesional, mis ojos se abrieron grandes como los de un búho.

-” ¡Que exactitud! “- pensé.

¡Hola! Me llamo María José Lencina, soy una mujer de procesos y profesora de inglés. Hace 14 años trabajo en Corrientes (Argentina), con el gran deseo de elevar la calidad educativa en relación a los idiomas en las provincias del interior. Como tal, vengo a contarte como es ser proveniente de una ciudad pequeña, con algunas limitaciones, y aún así poder desarrollarte en el mundo laboral sin límites.

Desde chica me preguntaba:

– ” ¿Qué estará haciendo la gente que se encuentra en otra parte del mundo en éste mismo momento mientras yo estoy caminando por la calle a esta hora? “

Vos dirás: ¿UK qué lugar ocupa acá? Te diría el lugar del antes y el después, el que lo cambió todo.

Nunca fui consciente, hasta éste artículo, de todo lo que habíamos hecho con mi padre, quien es mi gran motor de proyectos de vida. Trabajamos mucho para que éste sueño fuera posible. Fue así que diseñamos juntos este proyecto, paso a paso, casi como dos ingenieros dibujando el mapa de la felicidad:

– El presupuesto con el que contábamos

– La seriedad de la empresa que me llevaría hasta allá

– Las posibilidades de pago

– El tipo de hospedaje

– La ciudad más conveniente

– El tipo de curso

Después de tantos días de trabajo, llegó el día, ahí estaba yo entrando en “Heathrow Airport” para comprobarlo de primera mano que todas las fotos de aquellos libros que estudié por muchos años ¡eran REALES! Ver pasar el red bus frente a mí, escuchar “mind the gap” en el subte, pararme frente al Támesis, contemplar “Tower Bridge”, saborear la amabilidad en el trato de los locales, hablar con alguien tan sólo para escuchar como sonaban la “p” y la “t” que tanto deseaba imitar; sin contar Brighton & Hove que será capítulo aparte.

A mi regreso, sentada con mi madre, me preguntó cómo me había ido, en ese momento rompí en llanto y le respondí: – “Es un país donde todo está pensado para que el día te salga bien”-.

La experiencia de estudiar, viajar y realizar una corta pasantía como profesora me entregó en aquella circunstancia, una familia postiza donde fui tratada con amor, inclusión y respeto; una amiga porteña entrañable, la expansión y apertura suficientes para comprender que hay otro modo de vida tan respetable y válido como el mío, la capacidad de valerme por mí misma, la comprensión de que somos ciudadanos del mundo; y dos profesores que me mostraron con el ejemplo, que la docencia es entrega, nobleza, pasión, profesionalismo e inspiración para todo aquél que quiera pertenecer a ella.

Para cerrar este relato te propongo un ejercicio:

Pedí a alguien que te lea éste artículo mientras vos, con los ojos cerrados, te convertís en el protagonista de éste viaje. Imagínate por un momento recorriendo las sensaciones que te describí. Deseo que al hacerlo, tu mente y tu corazón te permitan ir hasta allá.

¡BUEN VIAJE!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *